8 dic. 2017

España: Cervezas Alhambra renueva imagen y lanza nueva referencia sin alcohol

Por Yordanis Ricardo Pupo
Fotos: @yricardo

Granada-. Los clásicos leones que durante décadas fueron símbolo de Cervezas Alhambra ya son historia. En la nueva imagen de la marca, estrenada este año, han sido remplazados por un diseño más sobrio, pero que también rinde homenaje el monumento granadino Patrimonio de la Humanidad.

Una de las celosías de La Alhambra acompaña la nueva época de la cerveza, fundada aquí en 1925, y que es sinónimo de la ciudad de Granada y de sus encantos, tanto patrimoniales como gastronómicos. 

Con el cambio de imagen ha llegado también un nuevo packaging, con el que Cervezas Alhambra traslada al consumidor su filosofía de Parar más. Sentir más: “Un estilo de entender la vida y la forma de hacer cerveza, que invita al consumidor a vivir experiencias con tiempo para saborear, mirar, tocar y oler”. 


En los nuevos packs, de cartón craft reciclado, predominan tipografías en dorado, que junto a la celosía, aportan textura y sobriedad. Como novedad, también su interior está decorado con la celosía que caracteriza a la marca, y en el exterior aparecen caracteres en braille. 

Con estos cambios llega también una nueva referencia: Alhambra Especial Sin (que viene a remplazar a la actual Alhambra Sin (1996)), una receta mejorada que se obtiene a partir de un método totalmente natural y exclusivo de fermentación a baja temperatura. 

Sus fabricantes la promocionan como “un producto excelente y de gran sabor, siendo además la opción perfecta para aquellas personas que no pueden tomar alcohol o que optan por no hacerlo, pero que no por ello quieren renunciar al sabor”, ya que cuenta con una graduación inferior a un 1%.

Alhambra Especial, Alhambra Reserva 1925 y Alhambra Reserva Roja son algunas de las cervezas más consumidas en Andalucía oriental. Actualmente, Cervezas Alhambra forma parte del grupo español Mahou-San Miguel y posee factorías en Granada y Córdoba, donde elabora, además, la marca Sureña.

4 dic. 2017

España: Ambar Avena, la nueva cerveza Ambiciosa de La Zaragozana

Por Yordanis Ricardo Pupo

La nueva cerveza artesanal del proyecto Ambiciosas, de La Zaragozana, es una bebida otoñal, de color calabaza y con malta de avena. 

Con 6.4 % de alcohol en volumen, Ambar Avena es la más internacional de las Ambiciosas. En ella se combinan tres tipos de malta y dos de cebada: una malta pálida de origen español y una malta suavemente caramelizada de origen alemán, junto con malta de avena de origen inglés. 

Para trabajar la avena en esta cerveza han jugado con el tostado del cereal, resultando un tono de color calabaza, a tono con la época otoñal en la que se ha elaborado. 

Tiene, también, nobles lúpulos Magnat (Polonia), Saaz (República Checa) y Mittelfruh (Alemania) que le dan un perfil aromático complejo y privilegiado y un resultado en boca extra sedoso. 

Según sus fabricantes, Ambiciosas Ambar es su “colección más libre de cervezas: Elaboradas de forma manual en la única sala de fermentación tradicional que sigue en activo en España, son pequeñas producciones que nacen de la ilusión por conservar nuestro saber hacer de más de 115 años y de la irremediable búsqueda para no dejar de sorprendernos a nosotros mismos”.

A la tradicional edición en formato 75cl, se ha sumado esta vez una botella de 33cl, dedicada al el festival Aragón con Gustom que solo en los restaurantes de Zaragoza, Huesca y Teruel que oferten menús de ese proyecto. 

Nota de cata: 
Temperatura de servicio recomendada: entre 6 y 8 grados (mejor en vaso bajo).
Marida a la perfección con elaboraciones contundentes y sabores terrosos (setas, calabaza, castañas, carnes rojas, frutos secos…)

3 dic. 2017

Dinamarca: Carlsberg resucita al “padre de la cerveza de calidad”

Por Yordanis Ricardo Pupo
Fotos: @yricardo


En 1883, los laboratorios de Carlsberg, en Copenhague, consiguieron aislar una levadura pura que revolucionó la industria cervecera mundial. El invento nunca se patentó, pues la marca lo compartió gratuitamente con todo el sector, convirtiéndose así en el padre de las cervezas lager que hoy conocemos. 

133 años después, en las antiguas bodegas de la fábrica danesa se han encontrado unas botellas de aquellas primeras “cervezas de calidad” en las que, para sorpresa de sus maestros cerveceros, la levadura había sobrevivido. 

Utilizando técnicas sofisticadas se pudo extraer células vivas de esta levadura y así reconstruir la primera receta de la cerveza, elaborada con ingredientes y técnicas exactamente como se hacía en 1883. 

El resultado es “The father of quality beer”, una edición limitada y numerada con la que la Fundación Carlsberg ha querido celebrar el 140 aniversario de su Laboratorio. Una cerveza especial con 5,8 % de alcohol, que también en su envase recrea aquella época: toscas botella de vidrio verde oscuro. En España se comercializa en un hermoso pack, con copa a juego. 

En los viejos tiempos, la elaboración de cerveza era un proceso impredecible que a menudo resultaba en una cerveza no potable, debido al fenómeno llamado "enfermedad de la cerveza". De ahí la importancia del descubrimiento de la bien llamada “Saccharomyces Carlsbergensis”. 

"Sin eso, no tendríamos el tipo de cerveza que ahora representa el noventa por ciento del mercado mundial", dice el historiador de la cerveza británico Martyn Cornell.

Pero no solo por su levadura es conocido el Laboratorio Carlsberg. Según algunos expertos, de allí salieron algunos de los inventos más extraordinarios del siglo pasado como el método de Hansen de purificación de levadura (para la invención de la escala de pH) o el concepto de estructuras de proteínas y la caracterización de enzimas.

En 1876, J.C. Jacobsen creó la Fundación Carlsberg para administrar el Laboratorio Carlsberg y apoyar la investigación científica danesa. La Fundación Carlsberg se convirtió en propietaria de la cervecería Carlsberg en 1888, y posee el 30,3% de las acciones de Carlsberg Group en la actualidad.